EnRuta

con

Condesa de  Mar

Buscar
  • Condesa de Mar

El miedo a viajar sola

Actualizado: jul 24



Como mujer viajera me ha tocado muchas veces emprender viajes sola, al principio asusta un poco pero con la experiencia se gana en coraje y en espíritu.

Mi primer viaje single fue la experiencia más adrenalínica que he tenido (he tenido otras pero este me curó de espanto) me fui por una semana a Brasil, claro dirán ustedes con el portuñol todo se soluciona, pero déjenme decirles que con el estrés no les entendía nada, moraleja? para tu primer viaje busca un destino con el cual tengas algo en común... a no ser que seas políglota.

Es sencillo ir de tour con una agencia y ahí el idioma importa nada, el guía te soluciona todo, pero si vas sola la cosa se puede poner delicada, el idioma no es un asunto menor.

En fin, a los dos días yo ya me manejaba muy bien con mi estilo "tarzanesco de hablar portugués" fueron los días mas espléndidos que he pasado, algunos eventos en mi vida de ese entonces dieron el puntapié inicial a mi vida actual como viajera single, fue realmente cruzar a la Twinlight Zone viajar sola es una experiencia enriquecedora. Ahora debiera seguir el discurso sobre qué significa viajar sola y todo un manifiesto filosófico al respecto, pero nos remitiremos en este post a lo práctico, porque una cosa muy importante de viajar sola, es ser muy práctica.

Cómo ser mujer que viaja sola y no morir en el intento.

Ser una mujer, muchos estarán de acuerdo en esto, es en un sentido técnico más exigente que ser un hombre. Nosotras somos más sensibles, físicamente más débiles y nuestros estándares de higiene están definidos de una manera diferente que en el caso del sexo fuerte. Tú puedes hacer todo lo que hacen los hombres, pero con un par de dosis de precaución extra. A esta parte me refiero con ser práctica.

Equipaje

La primero que debes tener cuenta a la hora de emprender un viaje single es cómo hacer tu equipaje. No cojas una maleta que ni siquiera puedes levantar vacía, creyendo que vas a usar tus lindos ojos para que el hombre más cercano te ayude, viajas sola así que debes ser consciente de algunas limitaciones femeninas... la mayoría con suerte llevamos las bolsas del supermercado, así que no te arriesgues.

Guarda una cantidad de ropa imprescindible en la mochila o maleta y lleva una pequeña bolsa de detergente. Ten en cuenta que realizar un viaje sola no significa ir a la pasarela, lo que de verdad importa es tener suficiente ropa para diferentes condiciones climáticas.

Higiene

A cualquier mujer viajera a la que preguntes, te aconsejará que seas muy previsora con la higiene. Una vez más, ten en cuenta la cultura de las tierras a las que vas a viajar y la duración de tu viaje. Viajar sola por Europa no es lo mismo que por otras partes del mundo. Es posible que en algunos países no puedas encontrar fácilmente compresas y tampones, por lo que es mejor que los lleves desde casa.

Lleva tampones y toallitas húmedas o quizás la copa de silicona es muy útil lavable y te durará años. Y lo más importante si es que estás tomado la píldora ¡¡no la olvides!! lleva un envase extra en la mochila o maleta por si la olvidas en alguna parte (esto no debe suceder NUNCA).

Comportamiento

No necesitas desarrollar ningún talento sobrenatural para mantenerte segura. El sentido común y la toma de decisiones racional son suficientes.

No hay destinos para viajar sola 100% seguros. Las situaciones peligrosas que puedas vivir en un viaje son similares a las que podrías vivir en tu ciudad.

¿Qué hay del "autostop"? ( o hacer dedo )

Este punto es delicado, creo que lo mejor si deseas aventurarte es hacerlo en grupo, no sola, al menos las primeras veces.

Personalmente nunca he hecho autostop en el extranjero, si en mi país y en tramos de camino más bien cortos, te aconsejo esto por si tu espíritu aventurero te empuja, recuerda usar sentido común, que viajar sola y barato no te cobre más caro luego.

Como dije anteriormente, los hombres y las mujeres se enfrentan a los mismos peligros, pero se recomienda a las mujeres viajeras redoblar sus medidas de precaución. No sean confiadas en este aspecto la seguridad ante todo, pero si igual se deciden tomen nota de estos tips.

Si te metiste en un coche con una persona con la que al principio parecía estar todo bien, pero empiezas a dudar de si ha sido una buena decisión hay un par de trucos para salir de la situación:

Dirige la conversación hacia la familia: pregúntale a la persona si tiene niños. Intenta establecer conexiones paralelas contigo misma. La familia siempre es un disuasivo ni te imaginas hasta en que clase de situaciones. El objetivo aquí, es la compasión.

Dirige la conversación hacia tus metas en la vida, sueños y amigos o familiares: deja que la persona sepa que tienes algo por lo que te apasiona vivir, que hay alguien que te quiere o que tú te desvives por alguna persona. Una vez más: el objetivo es la compasión.

Cuando llegues a determinado punto, pídele a la persona que te deje ahí mismo porque le dijiste a tu madre/padre/amigo que te recogiera en un lugar cercano: por supuesto, aunque quieras viajar sola y barato, nunca hagas autostop sin dinero en tu teléfono. Recuerda en mi blog anterior sobre los chip de prepago ( aqui el link) y sin ser majadera ¡no te arriesgues gratuitamente!.

Tus respuestas tienen que ser firmes pero nunca llegar a la discusión.

Bon Voyage

No permitas que el hecho de ser mujer se convierta en la razón por la que no viajas sola a la India, a Nueva York o a cualquier otra parte del mundo. Como dije antes, no hay lugares para viajar sola perfectos, pero no dejes que eso implique que pases tus vacaciones viendo pasar a los transeúntes desde una cafetería de tu barrio.

La idea de que el mundo es un lugar peligroso donde maniacos, asesinos y violadores están al acecho a la vuelta de la esquina, esperando para convertirte en el titular de los periódicos del próximo día, es una tontería tan grande como la idea de que el mundo es un cuento de hadas.

Destierra pensamientos del tipo “¿a dónde viajar sola y que sea seguro?” por “soy una mujer viajera independiente y voy a ir donde deseo”.

La única manera de empezar es salir y ver el mundo por ti misma. Eso sí, siempre con un plan bien pensado y actuando de forma responsable.

“La valentía no siempre ruge. A veces, es la vocecita al final del día que dice: “mañana lo volveré a intentar”. – Mary Anne Radmacher


57 vistas