EnRuta

con

Condesa de  Mar

Buscar
  • Condesa de Mar

5 tips para viajar con niños pequeños

Actualizado: jul 24



Los padres somos diferentes en lo relativo a viajar con niños pequeños o bebes de pocos meses; algunos padres no salen ni a la esquina con sus hijos pequeños, otros en cambio apenas las madres están repuestas emprenden viajes con sus niños pequeños y hay quienes viajarían con su bebé de pocos meses, pero no de cualquier manera ni a cualquier parte.

La edad indicada

Los más chiquitos duermen mucho. Pasear con ellos en un portabebés o en un carrito suele ser relativamente sencillo. En la medida en que sus necesidades estén atendidas, y el contacto asegurado, son fáciles de llevar de viaje.

A partir de los 6 meses, los bebés están atentos a contemplar, aprender y experimentar sobre el mundo.

En cuanto al trayecto, es importante tener en cuenta la edad de los infantes. Un viaje de 12 horas en avión con un bebé de 18 meses puede ser agotador, pero bastante tranquilo con uno de 4 meses, si sus demandas están satisfechas. Depende de cada niño y de su humor ese día.

Seguirdad ante todo

Por otro lado viajar en automovil con niños pequeños tambien representa un desafío, algunos paises tienen como exigencia legal el uso de las sillas de seguridad para autos. En Chile por ejemplo se modificó la ley de tránsito en lo que dice al transporte de niños.

"Llevar a un niño/a menor de 12 años en el asiento delantero o llevar a un niño/a menor de 9 años sin su sistema de retención infantil, es considerado una falta gravísima, lo que significa una multa de 1,5 hasta 3 UTM (entre $67.700 y $135.500 aproximadamente) y la suspensión de licencia entre 5 y 45 días.

El conductor es el responsable de la seguridad de los pasajeros por lo que si los niños/as van sin sistema de retención infantil en el auto y los fiscalizan, el conductor se expone a una multa de entre 1,5 y 3 UTM y suspensión de licencia de conducir entre 5 y 45 días. Pero más allá de la multa, la nueva normativa de traslado de niños y niñas en vehículos particulares busca resguardar la seguridad de los niños pasajeros."

Organizando el viaje

1. Viajar de noche si se descansa bien

Muchos padres prefieren viajar de noche para que los niños se vayan durmiendo y así evitar el calor. Los expertos afirman que es una buena alternativa, siempre y cuando se cumplan ciertas normas. La primera y más importante es que los niños permanezcan sujetos y sentados en sus sillas o alzadores, nunca acostados en el asiento. También, que el conductor haya descansado para que esté despierto y alerta. El viaje nocturno funciona siempre que los menores hayan tenido un día lleno de actividades, que asegure que duerman en el trayecto.

2. Calcule bien la duración del viaje

El cálculo de duración del viaje debe incluir las paradas y los tacos con que se topará en el trayecto. En horarios punta y días previos al fin de semana o cambio de quincena, los tacos pueden retrasar su viaje, tiempo en el que los niños se estresan y aburren, lo que también debe ser considerado.

Dependiendo de la edad, se recomiendan paradas cada dos, tres o cuatro horas (mientras más pequeños, más detenciones), para descansar, estirarse, comer algo e ir al baño, actividades que ayudan a liberar la energía acumulada durante el viaje.

3. Ropa y comida adecuadas

Si viaja de día y con altas temperaturas, preocúpese de llevar líquidos para la hidratación. Puede ser agua, jugo o leche. Para comer se recomiendan snacks saludables, galletas de arroz, sándwiches, cereal y frutas. Antes del viaje, comer liviano y luego hacerlo con moderación en cada parada, para que los niños no lo hagan durante el viaje y así evitar que se ahoguen al tragar o vomiten si se marean.

La temperatura ideal al interior del vehículo es entre 22° y 25°. Se sugiere vestirlos con ropa liviana y llevar otra muda, por si se ensucian o transpiran mucho. En el caso de niños que usan silla, se recomienda poner una toalla de algodón en el respaldo para que absorba la transpiración. Antes de reiniciar el viaje, ventile el auto. Busque estacionamientos bajo sombra. Si viaja de noche, mantas y almohadas pueden ayudar a la comodidad.

4. Juguetes y entretención

Para los niños menores de cinco años, los juguetes y otros elementos (tuto, cojín, muñeco) son objetos con vida. No llevarlos será motivo de llanto. Los menores no entienden que se tengan que quedar en casa y se angustian si esto ocurre.

También es de ayuda llevar consigo la música favorita de los niños, cantar y hacer juegos de memoria, trabalenguas y adivinanzas, pues los entretienen. Otra buena idea es colgar una bolsa en el respaldo del asiento con juguetes que los niños puedan sacar y guardar a su antojo.

5. Planifica bien la ruta antes de partir para evitar equivocaciones

Equivocarse en la ruta llevando niños puede ser muy estresante, lo mejor para evitarlo es planificar debidamente y con antelación el camino a seguir. El uso del GPS está cada vez más extendido. En último extremo Google maps permite buscar la ruta más adecuada, facilitando distancia y tiempo a invertir y se puede imprimir como guía de viaje.

No olvides además incluir en tu equipaje de mano un pequeño botiquín con el que puedas estar preparada ante cualquier imprevisto. Algunos niños se marean o jugando con sus hermanos se pueden lastimar pon ojo a aquello porque un viaje largo sin paradas y confinados puede ponerlos un poco agresivos o regañones.

Siguiendo estas pequeñas notas harás ver a tus hijos que viajar es algo divertido y dinámico. Esto les ayudará a ir con una actitud positiva, importante sobre todo para viajes largos.

Viajar enseña tolerancia. - Benjamín Disraeli

#Niños #Sillasdeseguridad #Planificación #EdadIndicada

0 vistas